Por favor coloca tu nombre y número de teléfono

Atención al estudiante

Ahora que por necesidad tenemos que recurrir al teletrabajo, una de las recomendaciones que se hacen encarecidamente es el uso de VPN en nuestras conexiones de datos pero ¿qué es y por qué es tan importante?

Muchas veces la VPN ha estado ligado a un uso un poco opaco, por ejemplo se usa para saltarse el geobloqueo o también el bloqueo de contenidos en alguna red.

Pero a pesar de todo, no se tiene muy claro qué es y por qué nos puede ser importante, no sólo en estos momentos de necesidad sino en cualquier contexto.

¿Qué es una VPN?

Si tenemos en cuenta su nombre Virtual Private Network (Red Privada Virtual) podemos sacar algunas conclusiones a simple vista. Una VPN nos permitirá tener acceso seguro y privado a los recursos en red de la oficina (ficheros compartidos, bases de datos, aplicaciones…) a través de nuestra conexión a Internet aunque estemos en la otra punta del mundo.

Pero lo anteriormente nombrado es sólo una de las funciones de la VPN, otras son:

  • Seguridad extra. Los datos en las VPN están encriptados gracias a algunos protocolos de seguridad en la red: IPSec (Internet Protocol Security), SSL/TLS, SSH o L2TP/IPsec (L2TP sobre IPSec). Esta seguridad extra nos permite conectarnos por ejemplo a WIFI públicas sin miedo a que tengan acceso a nuestros datos terceras personas.
  • Falsear tu ubicación. Cuando estamos usando VPN realmente estamos navegando a través del servidor VPN por lo que nuestra ubicación no es la real.
  • Bloqueo ISP. Algunos proveedores de internet bloquean el acceso a ciertas webs o contenidos, como dije el punto anterior nosotros navegamos a través del servidor VPN teniendo encriptados los datos de navegación por lo que nuestro ISP no sabe realmente dónde estamos navegando, a él solo le consta que estamos haciendo una conexión a un servidor VPN pero no ve el contenido de esta conexión.

¿Cómo funciona una VPN?

Para saber cómo funciona, tenemos que tener claro qué sucede cuando navegamos por Internet. Cuando queremos acceder a cualquier sitio o servicio web, nos conectamos primero a los servidores de nuestro proveedor de servicio de Internet o ISP y son ellos los que nos llevan a la web deseada.

Cuando usamos una conexión VPN, hacemos una conexión cifrada en todo momento a los servidores VPN que son los que nos devolverán las sitio o servicio web. Al estar nuestra conexión cifrada nuestro ISP sólo verá que estamos conectados a un servidor VPN pero nunca qué contenidos o por dónde estamos navegando.

Pros y Contras

Con todo lo anterior ya nos podemos hacer una idea cuáles son las ventajas de usar un VPN: privacidad, seguridad, teletrabajo, evitar bloqueos de contenidos o de localización… Otra de las ventajas que no se nos puede escapar, es que el uso de VPN se puede hacer desde cualquier dispositivo (tabletas, teléfonos inteligentes, PC o Mac).

La desventaja principal es que la conexión a Internet se ralentiza ya que navegamos a través de un tercero. Por otro lado, a pesar de que tiene una capa extra de seguridad, esta seguridad no es infalible. Por último, algunos sitios o servicios web no permiten el uso de VPN para acceder a ellos.

Configuración conexión VPN

Cuando contratamos un servicio VPN muchas veces es el propio servicios los que te proveen de una aplicación para hacer la conexión, si no fuera el caso siempre te tendría que dar unos datos de acceso a su VPN. A continuación, veremos cómo llegamos a la configuración de la conexión VPN para introducir todos los datos que nos haya proporcionado nuestro servicio VPN en los distintos sistemas operativos:

Windows 10
Inicio >> Configuración >> Red e Internet >> VPN >> Agregar una conexión VPN.

Mac
Preferencias del sistema >> Red >> Añadir (+) >> Selecciona la opción VPN del desplegable que aparece en Interfaz.

Android
Ajustes de tu teléfono >> Redes e Internet >> Ajustes avanzados >> VPN >> Añadir (+)

iOS
Ajustes >> General >> General >> Creamos una nueva configuración


Bibliografía
https://support.apple.com/es-es/guide/mac-help/mchlp2963/10.15/mac/10.15
https://support.microsoft.com/es-es/help/20510/windows-10-connect-to-vpn
https://support.google.com/android/answer/9089766?hl=es
https://blog.avast.com/es/guia-basica-sobre-vpn-que-son-y-como-funcionan
https://www.cisco.com/c/en/us/products/security/vpn-endpoint-security-clients/index.html
https://jessicaquero.com/que-es-una-conexion-vpn/


Sergio Luque director del Departamento de Informática de EADE
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El project management es una manera de trabajar, un estilo, un marco de trabajo cuyo objetivo es lograr el éxito de un proyecto, ya sea de un negocio, de una empresa o de una organización. Para conseguir eso, los profesionales gestionan los proyectos de forma efectiva, mediante el uso de una serie de herramientas y técnicas estandarizadas, y muchas veces, teletrabajando. Cada vez es más usual trabajar en un mismo proyecto con equipos no ubicados en un mismo lugar, lo que exige una comunicación eficaz, segura y rápida.

Precisamente una de las mayores experiencias que estamos adquiriendo en este periodo del Covid-19, y que ya podemos considerarlo un “gran valor ganado”, es el teletrabajo. Un activo fundamental para gestionar proyectos y coordinar equipos humanos. Con mucha naturalidad, nos hemos conectado frente a nuestras pantallas y hemos seguido trabajando de la mejor manera posible: hemos compartido archivos, realizado webinar, estudiado, cerrado acuerdos y diseñado nuevos proyectos.

La figura del Project Manager (PMP), necesaria en todos los sectores laborales, alienta el crecimiento y desarrollo personal de todo un equipo. Crea relaciones estrechas y consigue que todos sus miembros colaboren de forma alineada con la estrategia empresarial de la organización para la que trabajan. Da igual que sea desde una misma oficina o desde oficinas ubicadas en diferentes países: con el teletrabajo las distancias no existen.

La clave para hacerlo bien se haya tanto en las habilidades interpersonales (habilidades blandas) como en el conocimiento adquirido a través de la formación y de la experiencia (habilidades duras). Un Project Manager lidera de manera estratégica, metódica, disciplinada y empática a su equipo y podrá alcanzar los objetivos de cualquier proyecto con la máxima eficiencia.

El teletrabajo permite efectivamente optimizar tiempos, costos y riesgos de desplazamientos o, como ocurre ahora, hacer posible trabajar cuando no es posible. De hecho, el teletrabajo es uno de los temas destacados en nuestro Máster en Project Management, pues es indispensable para controlar el registro de comunicación, los métodos, modelos, tiempos, etc.

Entre las habilidades directivas que se suponen en un PMP está el manejo de las herramientas propias del teletrabajo, necesarias para gestionar proyectos haciendo que todo el equipo confluya de forma alineada en la misma dirección, aportando cada uno su propia singularidad e incluso su propia idiosincrasia. No en vano, este arsenal de habilidades también es evaluado en el examen de certificación como PMP® del Project Management Institute PMI®, una certificación de gran reconocimiento internacional.


Sonia Ruiz es Arquitecta Técnica e Ingeniera Técnica de Obras Públicas, Project Manager Professional y directora del Máster en Project Management de EADE · Estudios Universitarios en Málaga./p>

Las videoconferencias están haciendo posible el teletrabajo entre profesionales de todo el mundo y están modificando los sistemas de trabajo y las rutinas de millones de empresas.

Existen multitud de programas que permiten crear

espacios de trabajo virtuales y organizar reuniones sin que nadie tenga que moverse de su casa, de forma rápida y eficaz, usando solo ordenadores, dispositivos móviles o tablets.

Estas aplicaciones van ampliando día a día su cartera de servicios y sus prestaciones: aumentan el número de personas que pueden conectarse simultáneamente, mejoran el interfaz de las reuniones para permitir el visionado de todos los participantes, permiten grabar los encuentros, compartir documentos y trabajar en ellos simultáneamente, contar con asistentes virtuales, etc.

En esta entrada repasamos las peculiaridades de los servicios de videoconferencia más populares.

GoToMeeting

Es una herramienta de pago creada para realizar conferencias y reuniones. El software soporta conferencias de hasta 250 participantes que pueden conectarse a través de Internet o por teléfono/tablets tanto iOS como Android. El organizador de la reunión puede compartir toda su pantalla o elegir solo una aplicación específica. Los asistentes también pueden compartir su pantalla en caso de que el organizador lo permita. Como casi todas las plataformas de este tipo, permite grabar la sesión y exportarla a un archivo de video.

GoToWeminar

Es una herramienta de pago creada para realizar seminarios web. El software soporta hasta un total de 3.000 participantes, que pueden conectarse a través de Internet o por teléfono/tablets tanto iOS como Android. Tiene las mismas características que GoTomeeting, pero al estar más enfocada a seminarios web permite que los asistentes se registren en el webinar y que sus datos queden almacenados.

Zoom

Es una herramienta gratuita y de pago creada para realizar conferencias y reuniones. La versión gratuita nos ofrece la posibilidad de realizar llamadas de hasta 100 participantes. El software de pago soporta conferencias cifradas de hasta 1.000 participantes que pueden conectarse a través de Internet o por teléfono/tablets tanto iOS como Android. Zoom permite desde hacer una simple videollamada o compartir pantalla hasta cambiar el fondo (sin necesidad de un croma) o utilizar una pizarra virtual. Como la mayoría, permite grabar la reunión automáticamente en el ordenador del organizador.

Google Meet

Es una aplicación gratuita y de pago creada por Google para empresas y centros educativos. Google Meet nos permite crear videollamadas grupales, para realizar reuniones, conferencias o seminarios web. El número de participantes oscila entre los 100 y los 250, dependiendo del plan de pago seleccionado. Al igual que todas las aplicaciones de este tipo, permite grabar la reunión, que quedará guardada automáticamente en Google Drive, junto con el archivo de la transcripción del chat. Un ordenador con conexión a internet, un dispositivo móvil o un teléfono es todo lo que necesitaras para comenzar a utilizarla, permite la conexión por medio de la aplicación o de la pagina web, y no es obligatorio tener un correo Gmail para conectarse. Está ya integrada en la plataforma Classroom, de manera que cada asignatura permite un enlace permanente e invariable a la videollamada.

Microsoft Teams

La particularidad de esta herramienta es que para poder utilizarla es necesario una cuenta de Office 365, con un plan de licencia adecuado. Esta aplicación se basa en Grupos de Office 365 y permite la colaboración entre personas de un mismo equipo o el desarrollo de un proyecto concreto, compartiendo recursos y cuya función principal es la comunicación constante entre los miembros del equipo. También, tiene las funciones de chat, grabación de la reunión y compartir pantalla. Es la versión de Microsoft del entorno equivalente de Google

Webex

Cisco Webex es una herramienta de videoconferencia que nos permitirá crear desde seminarios web hasta reuniones. Al igual que otras plataformas con versiones gratuitas y de pago, puedes compartir tu escritorio, audio, vídeo y ficheros. Además de colaborar en la creación de documentos tanto para el uso de navegador como para aplicaciones y dispositivos móviles. Cuenta con el sello de garantía de Cisco, empresa con muchos años en el sector de redes de comunicación

Jitsi

Es una aplicación de código abierto. Para utilizarla hay que acceder a su página web desde el navegador. Es compatible con Windows, Linux y Mac Os, y ofrece la posibilidad de realizar conferencias grupales de hasta 50 personas. Esta herramienta gratuita tiene las mismas prestaciones que sus hermanas de pago, en cuanto a que permite compartir la pantalla, chatear y grabar la reunión.

La situación actual de confinamiento ha alejado físicamente a las personas, pero la tecnología permite acercarlas y generar nuevos espacios de conexión.

Las aplicaciones que permiten la realización de videoconferencias están siendo de gran utilidad en el teletrabajo que actualmente desarrollan muchos grupos de profesionales. Probablemente, estas herramientas van a representar un punto de inflexión en los modos de trabajo del futuro.


Bibliografía:

Bobegro (2020). Videoconferencias: las mejores 10 plataformas para hacerlas. EconomíaHD. Recuperado de < href="https://economiahd.com/videoconferencias-las-mejores-10-plataformas-para-hacerlas/">https://economiahd.com/videoconferencias-las-mejores-10-plataformas-para-hacerlas/
Cisco España (2018) Bienvenido a la nueva experiencia de Webex Meetings and Events. Blog de Cisco España. Recuperado de https://gblogs.cisco.com/es/2018/07/bienvenido-a-la-nueva-experiencia-de-webex-meetings-and-events/
Cobos, Ruth; Alamán, Xavier; Esquivel, José A. (2002) Herramientas informáticas para la Gestión del Conocimiento: un estudio de la situación actual. UAM. Departamento de Ingeniería Informática
OCU (2020) Conectado con las apps para videollamadas.OCU Noticias. Recuperado de https://www.ocu.org/tecnologia/telefono/noticias/apps-videollamadas
Silva Quiroz, J. (2006). El rol moderador del tutor en la conferencia mediada por computador. Edutec. Revista Electrónica De Tecnología Educativa, (17), a037. https://doi.org/10.21556/edutec.2004.17.531


Carmen Boquete es miembro del Departamento de Teleformación de EADE y profesora en el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y en el Ciclo en Acondicionamiento Físico de EADE · Estudios Universitarios (Málaga).
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://www.linkedin.com/in/carmen-boquete-96677785/
@_carmenbp

A nadie se le escapa la situación, absolutamente excepcional, que estamos viviendo: crisis sanitaria y, desgraciadamente, crisis económica, ocasionadas por algo que hasta hace poco nos resultaba desconocido, lejano y ajeno.

Sin embargo, la pandemia que estamos sufriendo ha puesto de manifiesto la imperiosa necesidad de teletrabajar, algo a lo que muchos colectivos laborales han sido reacios en un país absolutamente vinculado a la presencia física.

Aunque es cierto que algunos colectivos de trabajadores tenían muy interiorizado el teletrabajo (traductores, escritores, periodistas, etc.), en realidad, para la mayoría parecía algo que era “para otros”, como el COVID 19.

Ahora que prácticamente todos estamos obligados a teletrabajar, es necesario que echemos un vistazo a las reglas del juego de esta fórmula.

El marco legal

El artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores recoge la figura del teletrabajo como trabajo a distancia, en los siguientes términos:

  1. Tendrá la consideración de trabajo a distancia aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa.
  2. El acuerdo por el que se establezca el trabajo a distancia se formalizará por escrito. Tanto si el acuerdo se estableciera en el contrato inicial como si fuera posterior, le serán de aplicación las reglas contenidas en el artículo 8.4 para la copia básica del contrato de trabajo.
  3. Los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial. En especial, el trabajador a distancia tendrá derecho a percibir, como mínimo, la retribución total establecida conforme a su grupo profesional y funciones.
    El empresario deberá establecer los medios necesarios para asegurar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formación profesional para el empleo, a fin de favorecer su promoción profesional. Asimismo, a fin de posibilitar la movilidad y promoción, deberá informar a los trabajadores a distancia de la existencia de puestos de trabajo vacantes para su desarrollo presencial en sus centros de trabajo.
  4. Los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud resultando de aplicación, en todo caso, lo establecido en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, y su normativa de desarrollo.
  5. Los trabajadores a distancia podrán ejercer los derechos de representación colectiva conforme a lo previsto en esta ley. A estos efectos dichos trabajadores deberán estar adscritos a un centro de trabajo concreto de la empresa.

Lo ideal es, lógicamente, una alternancia o compatibilidad entre el centro de trabajo de la empresa y el domicilio (o lugar elegido) del trabajador. Esta ha sido la medida más extendida antes de la crisis, sobre todo en urbes con elevados costes de alquiler de las oficinas.

El teletrabajo permite optimizar el espacio desarrollando un modelo “carrusel” en el que cada uno va un día determinado al centro de trabajo a acopiar documentación e instrucciones presenciales para completar en su domicilio. Esto es el denominado teletrabajo a tiempo parcial.

En circunstancias normales, el teletrabajo debe ser voluntario y reversible siendo necesario que se haga por escrito mediante un anexo al contrato laboral vigente.

Obviamente, este marco legal puede quedar condicionado por situaciones excepcionales, como la Declaración del estado de alarma ante la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19, según prevé el artículo cuarto, apartados b) y d), de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, recogida en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, y posteriores.

Hacemos referencia en esta entrada a la normativa que debería aplicarse al teletrabajo en condiciones normales.

Duración, horario y vacaciones

Respecto a la duración, será necesario especificar el inicio y el fin de esta prestación de servicios. Asimismo, se pactarán el número de horas que hay que realizar, así como el horario de estas. Lo usual es mantener el mismo horario que en el trabajo presencial coincidente con el resto de compañeros con el objeto de mantener la necesaria coordinación.

Las condiciones respecto a vacaciones, permisos, etc., se mantendrán de igual forma, manteniéndose la obligación de comunicarlo a sus responsables sobre días u horas en las que no realizará la prestación laboral.

También se señalará si en algún momento es necesario que el trabajador acuda a la empresa.

La finalización del período de teletrabajo debe estar prefijada en el contrato, especialmente si se establece un período de preaviso.

Espacio y herramientas de trabajo

Respecto al espacio dedicado al teletrabajo, este debe reunir unas condiciones mínimas de salubridad, luminosidad, sonoridad y aislamiento.

El empresario deberá proporcionar formación al teletrabajador al respecto fijando, incluso, la posibilidad de inspecciones periódicas por parte de aquel.

De igual modo, refiriéndonos a las herramientas de trabajo, el trabajador debe velar por la conservación y buen uso de los equipos o instrumentos proporcionados por el empresario, siendo deseable la revisión o contratación de un seguro específico para proteger dichos equipos o documentos que se van a ubicar en el domicilio del trabajador.

Retribución

En lo concerniente a la retribución, los trabajadores tienen los mismos derechos que los presenciales, obviándose, lógicamente, aquellos complementos salariales que carecen de materialidad, como, por ejemplo, los pluses de transporte.

Los equipos deberían ser proporcionados por el empresario o llegar a un acuerdo para que los aporte el trabajador.

Respecto a los costes de los consumibles que tengan que ser asumidos por el trabajador como tóner, folios, material de oficina, etc. Para realizar su actividad, pueden serle exigidos al empresario.

Protección de datos

La protección de datos deberá guardarse con el máximo cuidado, estableciendo protocolos de acceso, gestión y modificación de los datos, y deben fijarse, por parte del empresario, claves de acceso y control sobre la operativa de los trabajadores.

Por último, respecto al control que puede realizar el empresario sobre el trabajador en su domicilio, por ejemplo, para garantizar que el trabajador cumple con su horario, deberá ser informado al trabajador y obtener su consentimiento para no vulnerar la intimidad e inviolabilidad del domicilio. Como es lógico este control debe estar restringido a los momentos en que se trabaje y deberá estar justificado.

El teletrabajador tendrá derecho a la desconexión digital fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, a fin de garantizar el respeto de los periodos de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar, todo ello de acuerdo con el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018. Sobre estos asuntos relativos a la protección de datos, pueden leerse otros posts publicados en este mismo blog de EADE.

En fin, se nos abre un período lleno de dudas y temores, pero también de cambio y de revolución, máxime en un país con horarios irracionales como el nuestro. Mientras enfrentamos el futuro, por favor, cuídense mucho.


Ángel Yagüe Ramírez es abogado, economista y administrador concursal, profesor de Estructura Económica, Coyuntura Económica, Historia Económica y Empresa Informativa en EADE, además de asesor fiscal y consultor en Reding Consulting y economista coordinador en el Instituto Andaluz de Estudios Financieros.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lacreatividad es un requisito indispensable en profesiones creativas como el diseño —en cualquiera de sus variantes—, la publicidad, la educación, la fotografía o el arte. Además, es una cualidad muy asociada al éxito dentro del emprendimiento y, en general, a cómo podemos actuar con inteligencia en determinadas situaciones difíciles con pocos recursos.

Este último es el caso que nos ha tocado vivir a muchos en todo el mundo, ya que, debido a una pandemia, hemos tenido que trabajar desde casa. Días difíciles donde se ponen a prueba nuestras buenas ideas, hay que sacar fuerzas y pensar que, en realidad, somos capaces de crear cosas positivas.

La creatividad se identifica con la frase “pensar fuera de la caja” (think out of the box), pero si nos sentimos atrapados paradójica y metafóricamente en la caja de nuestras casas, ¿cómo se afronta esta situación?

Aquí os presento cuatro técnicas y herramientas para incentivar la creatividad en el teletrabajo.

1. El brainstorming

En el siglo pasado, el publicista Alexander F. Osborn creó la técnica creativa del brainstorming (lluvia de ideas). Aunque es conocida por muchos de nosotros como una técnica asociativa, en la cual los miembros de un equipo van pensando en palabras que vinculan con un determinado concepto, lo cierto es que tiene una gran cantidad de subrutinas que la mayoría desconoce.

Cualquiera de sus actividades están pensadas para realizarlas en grupo y se basan en las siguientes premisas:

  • Cualquier juicio o prejuicio queda prohibido.
  • Se deben realizar de manera relajada, sin prisas.
  • Escuchar y mejorar las ideas de los demás nos va a reportar grandes resultados.

Pero ¿cómo poner en práctica esta técnica en el teletrabajo? Pues muy fácil, podemos realizar una sesión a través de Skype, Google Meet o cualquier aplicación que nos permita una videoconferencia, las cuales, además de ser gratuitas, suelen incluir un chat.

La subrutina del 6-3-5

Cualquier sesión de brainstorming debe comenzar con la explicación del problema por parte de un moderador. Dicho problema puede ser la creación de un eslogan, encontrar un tema para una redacción o una clase, inventar una nueva aplicación tecnológica o cualquier otro asunto que queramos solucionar y necesitemos ideas para resolverlo.

La técnica consiste en que 6 miembros cuentan con 3 palabras clave iniciales. Cada uno dice lo que le sugiere o asocia a cada una. Las 3 nuevas ideas que asocie, debe comunicarlas a otro compañero/a, y éste/a crear otras 3 con las del último, y así sucesivamente, 5 veces. En total surgen 90 ideas. Posteriormente, se pasa a la lectura de todas ellas por parte del moderador y se van guardando o descartando hasta llegar a una solución entre todos. ¡Es muy divertido! Por supuesto, también podemos hacer lo mismo con menos personas y/o más palabras clave.

2. Las cadenas de Twitter para el brainstorming

Se nos puede dar el caso de que no dispongamos de un equipo para llevar a cabo técnicas como el brainstorming y necesitemos la ayuda de otras personas para poder avanzar. Aquí también podemos hacer uso de las redes sociales y, más concretamente, de Twitter, por su rapidez.

Hace poco me llegó una cadena en la que se me invitaba a escribir mi palabra favorita en mi lengua materna y nominar a otros 5 usuarios a hacer lo mismo. Me resultó gracioso y, lo hice. A las 24 horas tuve que dejar de seguir la conversación, porque tenía ¡casi 300 notificaciones de personas que habían ido respondiendo en cadena!

Sin embargo, se me ocurrió que es una herramienta para hacer algo útil, como la recopilación de ideas de la sesión 6-3-5 de brainstorming de la que hablábamos anteriormente. En este caso, la evaluación de las ideas quizás nos toque hacerlo en solitario… o no, dependiendo de la ayuda que solicitéis en la red.

3. La sinéctica

Algo menos conocida que el brainstorming, es la técnica de la sinéctica, creada hace más de cincuenta años por William J. J. Gordon, psicólogo e inventor.

Esta técnica, al contrario de la anterior, no es asociativa, sino que pretende que los participantes unan elementos lo más diferentes y extraños entre sí que se pueda.

La sesión, que se puede llevar a cabo también a través de vídeoconferencia, comienza con la exposición del problema por parte de un moderador. Es especialmente útil para diseñadores industriales, los cuales, tienen que conseguir continuamente nuevos usos de objetos cotidianos o, directamente, hacer otros mejores.

Tras la explicación del problema, se realizan preguntas siguiendo estas analogías:

  • Personal: se da en ella una identificación y sustitución de la persona con algún componente del problema.
  • Directa: sustitución de un objeto por otro.
  • Simbólica: cuando el problema es sustituido por una imagen simbólica que puede acudir a la mente de cualquiera de los componentes de la sesión.
  • Fantástica: el problema es sustituido por una fantasía, por un deseo imaginario; no importa lo irreal que pueda ser.

Por ejemplo, en una sesión de mis clases, realicé el siguiente ejercicio de sinéctica:

Problema por resolver: Decathlon quiere realizar una campaña gráfica de sus nuevas zapatillas para running. Para ella, se ha de utilizar la imagen adjunta. El equipo creativo debe resolver la frase o eslogan que encabezará la campaña y que actuará como gancho para atraer al público objetivo. El mensaje debe ser muy potente, pues en la fotografía no se muestra el diseño de las zapatillas y se quiere mantener el enigma del producto hasta que el usuario llegue a la tienda.

Imagen que se adjuntó a los alumnos. © Pixabay.

Target: mujeres y hombres entre 25 y 40 años.
Emplazamiento: publicidad exterior a nivel nacional.
Beneficios del producto: comodidad, ligereza, material transpirable e impermeable.
Timing: otoño 2020.

Analogía personal: si yo fuera una zapatilla, ¿qué sentiría?
Analogía directa: ¿cómo se mueve una zapatilla?
Analogía simbólica: ¿qué pasaría si no tuviéramos zapatillas? Sensaciones.
Analogía fantástica: ¿cómo usaríamos una zapatilla en nuestra fantasía más salvaje?

En 1 hora y 50 minutos, la clase llegó a este eslogan: “Vuela, con los pies en la tierra”. En los restantes 10 minutos, en grupos de dos y tres personas, tenían ordenar el texto y logo con la imagen inicial que les había proporcionado, llegando a resultados como el siguiente:

Trabajo realizado por Mara Ruíz, José Luis Patiño y Marta Pastor junto a la clase de 3º de Diseño Gráfico de EADE Estudios Universitarios para la asignatura de Campaña Publicitaria. ©Logotipo: Decathlon.

Aunque hay aspectos mejorables, en tan solo dos horas, teniendo en cuenta que son estudiantes, el alumnado fue capaz de resolver un problema complejo que normalmente lleva mucho más tiempo.

4. Generador de eslogan online

Vuelvo a ponerme en la situación de aquellos/as que trabajan en solitario y necesitan inspiración en casa. Como última herramienta, quiero mostraros una que encontró uno de mis alumnos el año pasado: https://slogangenerator.co/

Se trata de una Web en la que pones una palabra clave y te genera un eslogan. Si bien NO RECOMIENDO usarla para copiar el eslogan que genera automáticamente, tengo que admitir que es tremendamente divertida, incluso absurda, y nos puede proporcionar otras palabras clave que usemos en nuestro beneficio. Os dejo algunos ejemplos:

Para finalizar, os quería recordar que, es cierto que estas técnicas se suelen usar principalmente para el ámbito de la publicidad, pero también podéis utilizarlas para todo lo que se os ocurra, con vuestra propia creatividad.

Disfruta y #yomequedoencasa


Bibliografía:

Allen, M., S., (1962). Morphological Creativity: How to Unleash the Miracle of Your Hidden Brainpower. Englewood Cliffs, U.S.A.: Prentice-Hall.
Gordon, W., (1963). Sinéctica. El desarrollo de la capacidad creadora. México D.F., México: Herrero Hermanos Sucesores.
Maslow, A., (2005). La personalidad creadora. Barcelona, España: Kairós.
Rodríguez, M., (2002). Manual de creatividad. Los procesos psíquicos y el desarrollo. México D.F., México: Trillas.
Osborn, A., (1979). Applied Imagination. New York, U.S.A.: Scribner.


Sara Escudero García es profesora de Taller de Prensa, Introducción a la Publicidad, Diseño de Identidad Visual y Campaña Publicitaria y Diseño Web en EADE Estudios Universitarios (Málaga)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
https://www.linkedin.com/in/saraescuderogar/
@saraescuderogar

Las empresas se enfrentan actualmente a retos que requieren de la máxima profesionalización en todos sus departamentos así como en los sistemas de gestión.

En concreto, los empresarios afrontan escenarios que les obligan a adaptarse a dificultades asociadas a como pueden ser:

  • la gestión de nuevos almacenes
  • la apertura de nuevos puntos de venta
  • el incremento de los recursos comerciales en movilidad
  • la internacionalización del modelo de negocio
  • la mejor definición de modelos de costes

Para todo ello, los fabricantes mayoristas de software han desarrollado soluciones ERP (Enterprise Resource Planning) que integran todas las áreas de gestión de la empresa. Se prescinde así del uso de varias herramientas informáticas diferentes para gestionar cada área de la empresa a favor de una sola que lo integra todo.

Aunque en el mundo anglosajón el uso de este tipo de herramientas está ampliamente consolidado, en el tejido empresarial español PYME no se concibe de la misma manera, no así en la Gran Empresa, por no atribuirle a la gestión en sí misma de los procesos de negocio asociados la importancia que tienen. En todo caso, y en base a los retos anteriormente enumerados, la implantación de una herramienta de este tipo es siempre una decisión estratégica donde convergen las decisiones de la cúpula directiva de cada empresa.

Afrontar con solvencia un escenario de crecimiento requiere de una correcta planificación de recursos y sistemas de información. En este sentido, las soluciones ERP aportan mayor visibilidad del negocio permitiendo conocer magnitudes tan importantes como la valoración exacta del almacén y la valoración correcta en base a sistemas FIFO o LIFO, el margen con el que se venden los productos, el reparto adecuado de costes de la venta, qué producto del portfolio reporta mejor margen y dónde se vende, etc.

Además, serán cada vez más necesarios perfiles diversos en las empresas sobre los que las soluciones ERP pueden aportar herramientas como tablets o teléfonos móviles con los que visitar a clientes y conocer sus pedidos anteriores, listas de precios y deuda viva sin necesidad de estar permanentemente conectados con el departamento de Administración en la Central de la empresa.

Como conclusión, consideramos que la implantación de este tipo de soluciones debe responder a una apuesta decidida por el crecimiento y a una visión conjunta de gestión de todas las áreas de la empresa.


Infórmate acerca de nuestra oferta académica:

Máster en SAP BUSINESS ONE.

¿Qué ocurriría si una persona con síndrome de Down decide acudir a la moderna ingeniería genética para apagar uno de los tres cromosomas 21? ¿Qué valoraría a la hora de tomar esa decisión? Y, si decide hacerlo, ¿qué pasaría?, ¿cómo se sentiría?

          

 

Estas preguntas inspiran la novela Hoy, mañana, ayer, de Antonio Herrera Merchán, doctor en Biomedicina, máster en Biotecnología y experto en Medicina Genómica y Asesoramiento Genético de EADE en Málaga. Como destacado investigador y conocedor en profundidad de los impresionantes avances que la genómica está proporcionando, es consciente de las implicaciones humanas y éticas que estos adelantos científicos plantean.

Hoy, mañana, ayer, no es una novela de ciencia ficción. Parte de un hecho científico totalmente verosímil y al mismo tiempo impresionante. Sabemos que el síndrome de Down se produce porque en vez de dos cromosomas 21, de los 23 pares que tenemos, se nace con uno más, la trisomía 21. Y sabemos que la epigenética es la que hace que un gen se exprese o no se exprese. No todos los genes están expresándose permanentemente, ni en todos los tejidos. Incluso cromosomas enteros como ocurre con el X. Por ello, no es algo utópico o inalcanzable suponer que se puede “apagar” la expresión de uno de los 3 cromosomas 21 y quedarnos con solo dos funcionales con lo que desaparecería la causa del síndrome de Down.

Más que una novela de divulgación científica, la novela de Antonio Herrera sitúa el centro de la acción en una familia y ante un ser humano que con síndrome de Down plantea con toda su fuerza el principio de autonomía del paciente ante las pruebas genéticas y los deseos familiares, contando, además, con testigos de excepción: dos periodistas científicos, conocedores de su profesión.

Las modernas técnicas de manipulación genética, y de forma muy especial la edición del genoma CRISPR-Cas9 ideada por otro científico español, el profesor Francis Mojica, abren unas posibilidades inmensas a la humanidad. La selección artificial se ha producido desde la más remota antigüedad por ganaderos y agricultores. Pero ahora ya es posible alterar el genoma humano de forma precisa como hemos visto recientemente en China.

Todo ello plantea aspectos morales y éticos que tendrán que ser abordados. Los adelantos científico-técnicos cambian el modelo de sociedad y las relaciones humanas, pero la biología molecular plantea probablemente la mayor revolución en este sentido ante la que se haya encontrado la humanidad.

La aportación del doctor Herrera, alumno de la primera promoción del Experto en Medicina Genómica de EADE, es trascendental para abordar desde la más profunda sensibilidad humana las implicaciones reales que tendrán los enormes avances que hoy se dan en el campo de la genética, que permitirán prevenir y curar enfermedades que hoy son causa de muerte, pero que también nos exigirá demostraciones de madurez ética y social. 

 


Dr. Antonio Souviron Rodríguez.

Director Experto EADE en Medicina genómica y asesoramiento genético.

Dr. Gabriel Arrabal Sánchez, 

Director Estudios Universitarios EADE.


 

Persona entrenando en el Club León 13

Una investigación de la Facultad de Ciencias del Deporte de EADE relaciona los estados psicológicos con la actividad física, llegando a conclusiones contundentes y sorprendentes.

El estudio ha sido realizado en una muestra de jugadores de fútbol-sala por Alejandro Díaz, bajo la dirección del doctor Rafael Reigal, con el objetivo de descubrir si existe algún tipo de correlación entre el perfil psicológico, la condición física, la ansiedad y los estados de ánimos.

El “perfil psicológico deportivo”, que se refiere a los factores de autoconfianza, control atencional, control de afrontamiento negativo, nivel motivacional y otras variables psicológicas se evaluó utilizando el Inventario Psicológico de Ejecución Deportiva (IPED) de Hernández-Mendo (2006). La variable “ansiedad”, que se define como un estado emocional negativo, ha sido una de las variables más usadas para analizar el rendimiento en el deporte (Molina, Sandín y Chorot, 2014). Estudios precedentes confirman que el nivel de incertidumbre del deporte que se practica, importancia de la competición o la propia capacidad de realizarla a cabo la tarea son elementos que pueden conllevar su aparición. En este caso se usó el Inventario del Estado de Ansiedad en Competición-2 (CSAI-2) y el Cuestionario de Perfil de los Estados de Ánimo (POMS).

El estudio encuentra que, debido a la alta importancia que en la sociedad se le atribuye a la imagen corporal, la imagen y el estado de ánimo de un sujeto están muy relacionados. En los resultados se confirma una correlación positiva entre porcentaje graso y el factor de tensión, depresión, cólera, fatiga y ansiedad somática, lo que coincide con los resultados que León et al. (2012) recoge en su estudio, donde muestra cómo los sujetos que realizaban menor actividad física y poseían mayores niveles de porcentaje graso tenían una relación favorable con los estados anímicos negativos, mientras que, los sujetos que realizaban actividad física con asiduidad y que su porcentaje graso era menor mostraban una baja relación con estados anímicos negativos.

Dicho con otras palabras, quienes practican deporte presentan estados anímicos notablemente más positivos que quienes no lo practican. Es decir, el deporte anima. Y la ausencia de este, desanima.

Una investigación realizada en la Facultad de Comunicación de EADE ha analizado la evolución de la imagen de marca “Málaga” en las campañas de publicidad lanzadas por los distintos organismos municipales en los últimos años.

El estudio analiza cuantitativamente algunas variables como la imagen de la ciudad que se proyecta, los contenidos de los mensajes, los recursos audiovisuales, la frecuencia, los formatos o las ideas fuerza que traslada.

Para ello se apoya, además, en un completo repaso de la bibliografía académica que ha estudiado la aplicación de la imagen de marca a diferentes ciudades, sus conexiones con el marketing turístico o incluso con el city placement, técnica muy en boga que promueve la aparición de determinados espacios y locaciones en series, programas de televisión o películas.

 

La principal conclusión a la que llega la investigación es que, desde evidencias puramente cuantitativas, aplicando rigurosas técnicas de análisis de contenido, la marca "Málaga" ha ido virando progresivamente, dejando de lado el tradicional target turístico de sol y playa, para orientarse más bien hacia un segmento de mayor consumo cultural. 

Esta tendencia no se refleja solo en el estudio de una parte de la muestra, es decir, de los mensajes emitidos por alguna entidad particular, sino del análisis de la mayoría de los mensajes emitidos por las instancias municipales analizadas, lo que indica la existencia de una estrategia común de comunicación claramente definida que busca cambiar la percepción que desde fuera se tiene de la capital de la Costa del Sol.  

 

 

Autora de la investigación: Coral Serra.

Director: Pablo Díaz.

En líneas generales, las vías de investigación en este caso giran en torno al Cine español, la Memoria Histórica y la Alfabetización Audiovisual. Estas disciplinas se encuentran alejadas del mundo empresarial. No obstante, lo que se pretende es que estas investigaciones adquieran un valor añadido desde el punto de vista formativo en el terreno de la Educomunicación, también denominada “Educación Mediática”. Una educación mediática por la cual el Parlamento Europeo apuesta firmemente, en aras de ofrecer al ciudadano una serie de conocimientos que aminoren la manipulación mediática en la sociedad y les ayude a interpretar y decodificar la iconosfera audiovisual que nos rodea. El poder del cine y de los medios audiovisuales es incuestionable. Y qué mejor que utilizarlo para educar en valores democráticos que para manipular o adoctrinar como hicieron muchos en la Historia. Este poder para educar ya lo pusieron de relevancia investigadores y profesores como Josep María Caparrós Lera, José Luis Sánchez Noriega y Alain Bergala. 

Cabe poner de relevancia que la Cinematografía se revela como instrumento de enseñanza y conocimiento de la Historia, a la par que para la construcción y el fortalecimiento del espíritu crítico de los ciudadanos. Incluso, se puede hacer uso de la misma con el fin de desarrollar la empatía, la inteligencia emocional, la conciencia colectiva, vigorizar la motivación, afrontar o detectar problemas sociales (como el bullying o los trastornos de alimentación, entre otros) y promover la realización personal. No cabe la menor duda que estudiar no solo sirve para trabajar y formar parte del mercado laboral, también para la construcción holística e integral de los seres humanos, y ser capaz de ejercer la crítica cultural se hace indispensable en la sociedad que nos rodea. Esta capacidad crítica se puede ejercer tomando como referencia la actividad de análisis fílmico, que, por mi parte, ha tenido cabida en estudios publicados en revistas académicas indexadas en repositorios internacionales, como Vivat Academia, Opción, Razón y Palabra, Zer, Área Abierta, Film Historia Online, Creatividad y Sociedad y Hekademos (2016-2019), con títulos como “La manipulación de las mentes en la infancia: Balada triste de trompeta y El niño con el pijama de rayas”, “Infancia, violencia y maltrato explícito en el filme Tras el cristal (A. Villaronga, 1986)”, “Propuesta didáctica para afrontar los trastornos de alimentación a través de los medios audiovisuales en espacios educativos” y “La verdad que esconde una fotografía: Musarañas (Esteban Roel y Juanfer Andrés, 2014)”. 

El estado de la cuestión que se observa es una cierta insuficiencia de propuestas para llevar el Cine a las aulas de Secundaria y de Bachillerato desde una perspectiva analítica y reflexiva, que trascienda de entretener meramente al alumnado viendo una película y se abra un debate difuso rodeado de opiniones y juicios de valor sin fundamento. Al menos es el argumento que se ha puesto de relevancia en congresos docentes de ámbito internacional, por parte de profesores de las especialidades de Historia, Literatura y Educación Plástica, Visual y Audiovisual. En este sentido, he aportado un grano de arena planteando una serie de propuestas que han tenido cabida en estos congresos de innovación docente: Innovagogia (Universidad Pablo de Olavide, 2018), We Teach & We Learn (Universidad de Córdoba, 2018) e Hisedu: La historia en el ámbito educativo (Universidad de Granada, 2018). Y que seguirán viendo la luz durante este 2019. En concreto, en el VII Encuentro de Investigadores en Historia contemporánea de la Universidad de Granada (septiembre, 2019), donde se participará dando a conocer las conclusiones de mi tesis doctoral (defendida en la Universidad de Málaga en 2017) y su aplicación en el ámbito educativo, con la aportación titulada: “Cine español, infancia y dictadura franquista. Propuesta didáctica para el fomento de la Memoria Histórica y la Alfabetización Audiovisual en las aulas”. 

Otras de mis aportaciones han tenido presencia en forma de capítulos de libro en obras colectivas en la Editorial Octaedro, bajo títulos como “La abstracción fotográfica como vehículo cultural y didáctico para construir el pensamiento crítico”. E igualmente, en los próximos meses saldrá a la luz en forma de libro completo en la Editorial UOC la obra titulada “Cine español, infancia y memoria histórica: Propuesta didáctica”, financiada con fondos públicos. 

Por último, los niños en el cine ha sido otro tema casi ignorado en los estudios científicos. ¿Por qué? He ahí la cuestión. Quizás por la dificultad de acotar al concepto “niño”, o en este marco, la complejidad semiótica de la noción de “personaje”. Pero adentrándonos un poco en su construcción, no es un secreto que existe cierta ausencia de aportaciones que ofrezcan visiones del trabajo de los menores de edad en el cine. No me refiero con ello a los niños prodigio del cine español, ni al star system que lanzó al estrellato a unas cuantas figuras adolescentes, siendo contratadas en régimen de exclusividad por determinadas productoras cinematográficas. Sino en detalles del desarrollo de los rodajes y de las técnicas o metodologías empleadas por los directores de cine para trabajar en particular con individuos pertenecientes al rango de edad comprendido entre 1 y 17 de edad, desde una perspectiva relacionada más estrechamente con la creación del personaje y las maneras de dar vida a individuos ficticios detrás de los telones. Y es precisamente en este asunto en el que se profundiza en la publicación titulada “La otra cara de la infancia y de la adolescencia en el Cine”, que hace un breve recorrido por algunas estrategias que emplean los cineastas para trabajar con niños y adolescentes y presenta parte substancial del contenido generado en entrevistas inéditas realizadas a Antonio Cuadri y Antonio Giménez-Rico. Así como experiencias planteadas por Montxo Armendáriz en la conferencia que impartió en la Facultad de Comunicación y Documentación de la Universidad de Granada en febrero de 2018.

 

 

Dra. María Nieves Corral Rey.

Profesora de Teoría y estructura de la Comunicación en EADE Universidad.

 

      

C/ Miguel Sel Gómez de la Cruz, 2, 29018 MálagaTeléfono 952 20 71 22Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Grupo León XIII León 13 Fitness ClubLeón 13 Club Deportivo