Por favor coloca tu nombre y número de teléfono

Atención al estudiante

Utilizamos “cookies” propias y de terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Saber más

Acepto

El deporte… ¿anima o desanima?

Persona entrenando en el Club León 13

Una investigación de la Facultad de Ciencias del Deporte de EADE relaciona los estados psicológicos con la actividad física, llegando a conclusiones contundentes y sorprendentes.

El estudio ha sido realizado en una muestra de jugadores de fútbol-sala por Alejandro Díaz, bajo la dirección del doctor Rafael Reigal, con el objetivo de descubrir si existe algún tipo de correlación entre el perfil psicológico, la condición física, la ansiedad y los estados de ánimos.

El “perfil psicológico deportivo”, que se refiere a los factores de autoconfianza, control atencional, control de afrontamiento negativo, nivel motivacional y otras variables psicológicas se evaluó utilizando el Inventario Psicológico de Ejecución Deportiva (IPED) de Hernández-Mendo (2006). La variable “ansiedad”, que se define como un estado emocional negativo, ha sido una de las variables más usadas para analizar el rendimiento en el deporte (Molina, Sandín y Chorot, 2014). Estudios precedentes confirman que el nivel de incertidumbre del deporte que se practica, importancia de la competición o la propia capacidad de realizarla a cabo la tarea son elementos que pueden conllevar su aparición. En este caso se usó el Inventario del Estado de Ansiedad en Competición-2 (CSAI-2) y el Cuestionario de Perfil de los Estados de Ánimo (POMS).

El estudio encuentra que, debido a la alta importancia que en la sociedad se le atribuye a la imagen corporal, la imagen y el estado de ánimo de un sujeto están muy relacionados. En los resultados se confirma una correlación positiva entre porcentaje graso y el factor de tensión, depresión, cólera, fatiga y ansiedad somática, lo que coincide con los resultados que León et al. (2012) recoge en su estudio, donde muestra cómo los sujetos que realizaban menor actividad física y poseían mayores niveles de porcentaje graso tenían una relación favorable con los estados anímicos negativos, mientras que, los sujetos que realizaban actividad física con asiduidad y que su porcentaje graso era menor mostraban una baja relación con estados anímicos negativos.

Dicho con otras palabras, quienes practican deporte presentan estados anímicos notablemente más positivos que quienes no lo practican. Es decir, el deporte anima. Y la ausencia de este, desanima.

C/ Fernández Shaw 88, 29017 MálagaTeléfono 952 20 71 22Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Grupo León XIII León 13 Fitness ClubLeón 13 Club Deportivo