Por favor coloca tu nombre y número de teléfono

Atención al estudiante

Utilizamos “cookies” propias y de terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Saber más

Acepto

Talleres de fabricación digital - FAB LABS

Aparición de los Fab Labs.

Casas impresas en 24 horas, bioimpresión, prótesis, juguetes, ropa a medida, piezas de repuesto difíciles de conseguir o comida de diseño complejo son solo algunos ejemplos de la enorme versatilidad que ofrecen las impresoras 3D. Es evidente que éstas pasan por un gran momento, pero, ¿a qué podemos atribuir el éxito de este fenómeno tecnológico que nos ofrece tantas utilidades de cara al diseño y la fabricación y que, a decir verdad, lleva entre nosotros más de 30 años?

Para dar respuesta a esta pregunta deberíamos remontarnos al año 2005. Es entonces cuando el profesor Adrian Bowyer comienza a gestar el proyecto RepRap, que dará como resultado la primera impresora 3D autoreplicable, capaz de ensamblar un nuevo equipo de sí misma. Una decisión clave en el proyecto, y que marcó un antes y un después en el mundo de la impresión 3D, fue la de liberar los diseños y códigos de funcionamiento de la máquina bajo licencia GNU. La caducidad de la patente de la tecnología de modelado de deposición fundida (FDM) facilitó en gran medida el tomar esta decisión tan generosa y trascendente.

 Adrian Bowyer (izquierda) y Vik Olliver (derecha) miembros del proyecto RepRap

Esta apuesta por el Open Source (código abierto), más debida al pragmatismo que a la filosofía freeware, generó una auténtica comunidad abierta en la que cualquiera podía opinar e intervenir activamente en el proyecto, fomentando así su desarrollo. Probablemente, de no haberse tomado esta decisión la evolución de estas tecnologías no hubiese sido tan rápida.  

Asistiremos pues a un empoderamiento de la tecnología y la innovación por parte de las personas, redefiniendo así su relación. Si el avance tecnológico nos estaba alejando del hacer, ahora nos estará poniendo en bandeja el poder fabricar por nosotros mismos todo lo que nos haga falta, y de este modo pasar de meros consumidores a potenciales creadores. 

Creadores que se agruparán en comunidades abiertas y que apostarán por la filosofía del "hazlo tu mismo" o "do it yourself (DIY)". Esta tendencia, que asienta sus bases en el open source, el aprender entreteniéndose o el compartir conocimientos, dará paso a la aparición de los denominados Fab Labs: talleres de fabricación digital, laboratorios para la investigación y la innovación que se agrupan a su vez en una red internacional conocida como Fab Lab Network.  Esta red es promovida por el Center for Bits and Atoms (CBA) del Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).  En la actualidad conecta unos 300 laboratorios, diseminados en más de 30 países. 

Taller de impresión 3d del Fab Lab de Sevilla

Preparando el corte láser en Fablab Sevilla by nachetz.

Principios clave de los Fab Lab.

Estos laboratorios basan su funcionamiento en 8 principios claves:

  1. Favorecer la creatividad proporcionando herramientas de fabricación digital.
  2. Cualquier persona tiene que tener acceso a fabricar cualquier cosa siempre que no haga daño a nadie, fomentando el autoaprendizaje y compartiendo experiencias.
  3. La enseñanza se basa en proyectos en progreso y en el aprendizaje entre pares, contribuyendo los usuarios a la documentación y a la instrucción.  
  4. Hay que trabajar sin dañar a otros usuarios ni a las máquinas
  5. Dejar el laboratorio más limpio de lo que estaba antes de usarlo. 
  6. Contribuir en el mantenimiento del taller.
  7. Los diseños y procesos desarrollados en los Fab Labs deben ser accesibles al uso individual, aunque la propiedad intelectual pueda ser protegida según la elección del usuario. 
  8. Las actividades comerciales pueden ser incubadas en los Fab Labs pero no pueden entrar en conflicto con el acceso abierto. Deben beneficiar a los inventores,  laboratorios y redes que hayan contribuido a su éxito. 

Unos principios que dejan entrever una sociedad en la que las personas van a poder interactuar, crear y aprender entre ellas, abriendo nuevas perspectivas a niveles políticos y económicos. 

Estamos ante un nuevo ecosistema que ha cambiado la forma en la que compramos y consumimos objetos en nuestro día a día. Vamos a gozar de un grado de personalización y flexibilidad que las grandes empresas no son capaces de ofrecer a día de hoy. Éstas dirigen sus productos a grupos grandes o pequeños sin tener en cuenta las necesidades individuales. La fabricación digital nos va a facilitar la modificación y la mejora del uso y las prestaciones de los objetos. 

Sin lugar a dudas, la evolución de los talleres-laboratorios de fabricación digital jugarán un papel clave en el desarrollo de las ciudades y de las personas que las habitan.

logo EADE  David Aguilera Maldonado

Profesor Técnicas Digitales en el grado de Diseño de Interiores EADE Málaga.

C/ Fernández Shaw 88, 29017 MálagaTeléfono 952 20 71 22Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Grupo León XIII León 13 Fitness ClubLeón 13 Club Deportivo