Si tenemos claro que lo primero que hace el ser humano en el planeta es dibujar y no escribir o edificar; que el dibujo fue la primera herramienta de comunicación visual; si somos conscientes de que saber dibujar nos permite interpretar fácil y rápidamente cosas que para ser descritas con palabras nos ocuparía mucho más tiempo y esfuerzo; si queremos percibir la belleza del mundo que nos rodea a través de los colores y formas que constantemente éste nos ofrece y además queremos comprender las obras de los grandes creadores plásticos desde nuestro discernimiento sin necesidad de repetir como loros lo que otros opinan, debemos aprender a dibujar.

Un dibujo al día EADE

Y si nuestro caso es que estamos embarcados en un proyecto personal mediante el cuál queremos ser futuros creadores, como los alumnos de los grados de Diseño de EADE, esa necesidad se hace aún más acuciante.

Como ya señalaba Ruskin en sus “Técnicas de Dibujo” hace dos siglos, hay que tener claro que el aprendizaje del dibujo no puede conseguirse sin esfuerzo:

“No creas, pues, que puedes aprender a dibujar, como no puedes aprender un nuevo idioma, sin un cierto trabajo duro e ingrato”.

Sí, ingrato. Pues aun cuando dibujar para ti sea algo placentero, practicarlo día a día para lograr convertirlo en un hábito en tu vida, cuesta. Sobre todo al principio, cuando encuentras obstáculos para poder hacerlo constantemente. No creer que tenemos tiempo suficiente para dedicar un rato al día a dibujar y frustrarnos ante los resultados de nuestros bocetos son los principales impedimentos que nosotros mismos nos ponemos.

Pero si de verdad quieres alcanzar la meta y aprender a dibujar encontrarás tiempo. Y has de hacerlo a diario, has de integrarlo en tu vida. No puedes tomarlo sólo como un hobby de fin de semana, apuntarte a un cursillo intensivo o comprarte una caja de lápices maravillos y carísimos y esperar que ocurra el milagro.

Hay que dedicar muchas horas para dominar el dibujo, como cualquier otra cosa en la vida. Habrás oído hablar de la teoría de las 10.000 horas de dedicación en una actividad para convertirte en un experto propuesta por el psicólogo sueco K. Anders Ericsson, por ejemplo. En cierto modo, esta teoría es cierta, pues todo el mundo, practicando lo suficiente, progresa sin necesidad de tener un talento especial. Puede ser que a algunos les lleve menos tiempo que a otros, pues cada persona aprende a un ritmo, pero hasta las que instintivamente dibujan sin necesidad de haber ni tan siquiera asistido a clases progresan también a través del esfuerzo.

Un dibujo al día EADE

Por ello, en la asignatura de “Dibujo a mano alzada” de 1º de Diseño, los alumnos realizan una actividad desde el primer día que entran a clase consistente en hacerse de un cuaderno de dibujo en el que registrar un dibujo al día.

Por la mañana, antes de desayunar, muy cerquita aún del duermevela y quizás recordando sueños que pueden inspirarte; a última hora, en la cama, antes de dormir, en lugar de leer un libro; esperando en la parada del autobús, subido en él o, ¿por qué no? cuando vas al baño… Cualquier momento es bueno para practicar y conseguir poco a poco confianza en el trazo y entrenar la mano para dibujar. Porque esto no es más que un entrenamiento. No se trata de hacer un dibujo maravilloso cada día, sino de practicar y entrenarme para así poder llegar a hacerlo algún día. Cuando menos te lo esperas. Como cuando tu madre te medía de pequeño en el quicio de la puerta con el mismo resultado hasta que un día, sorpresa, dabas el estirón.

Así nos entrenamos con este ejercicio. Sin darnos cuenta. Con total libertad, pues estos dibujos no se califican de 0 a 10. Sin juzgar nuestros resultados, pues la recompensa viene al final, cuando tus manos y tu cabeza bailan al mismo son y por fin consigues el dibujo perfecto.

En los últimos años un gran número de publicaciones exitosas en el mundo editorial vienen firmadas por periodistas, coincidiendo con el triunfo de la llamada literatura de “no ficción” (autobiografías, crónicas, diarios, autoficciones, etcétera). La notable difusión de los diarios de Iñaki Uriarte, o el reconocimiento que han obtenido algunos de los últimos libros de Rafael Argullol, siempre en esa línea “transversal” entre la realidad y la ficción (Visión desde el fondo del mar, 2010; Poema, 2017), o la pujanza de las crónicas periodísticas de autores como Martín Caparrós o Leila Guerriero, pueden entenderse en el marco de este triunfo de lo no ficcional, es decir, de la literatura basada en hechos reales. Un movimiento que tuvo su cénit con la concesión a Svetlana Alexiévich del Premio Nobel en 2015 por el conjunto de su obra periodística.

De esta presencia constante es síntoma el último ganador del premio Josep Pla 2018 de literatura en catalán (que se entrega a la vez que el conocido Premio Nadal), y que este pasado 6 de enero recayó en un periodista, como señala la periodista cultural Anna María Iglesia: “El periodista Antoni Bassas, que durante 14 años dirigió y presentó las mañanas de Catalunya Radio, se alzó con el galardón homenaje al autor del Quadern Gris con sus memorias de aquellos años de radio. El título de las memorias Bon dia són les 8 hace alusión a la frase con la que Bassas comenzaba diariamente su programa, que le convirtió en unas de las figuras de referencia de la radio en catalán y, actualmente, es posible leerle en las páginas de Ara”.

Antoni Bassas
Imagen de la web http://www.cccb.org/

Parece que las editoriales están confiando en estos autores capaces de moverse entre dos aguas, y en los últimos años se están multiplicando las apariciones de este tipo de obras en las mesas de novedades de las librerías. Quizá algún día veamos a uno de nuestros alumnos con un libro publicado, haciéndose sitio en ellas.

Vicente Mora  Vicente Mora

Profesor de Literatura Española y Universal en el Grado de Comunicación, EADE Málaga

En el mes de diciembre EADE Estudios Universitarios y el Club Deportivo León 13 iniciaron su campaña solidaria navideña de alimentos y juguetes a beneficio de Cáritas de la Parroquia Santa María Goretti, en la barriada malagueña de Los Corazones.

Recogida alimentos y juguetes EADE - CD LEÓN 13  Recogida alimentos y juguetes EADE - CD LEÓN 13

Alumnos, miembros del club y profesores han colaborando aportando juguetes para que los más pequeños los recibieran el Día de Reyes, así como alimentos básicos (leche, pasta, legumbres, conservas y condimentos principalmente) y productos infantiles de primera necesitad (papillas, potitos, toallitas higiénicas, zumos,…) con los que Cáritas crea paquetes de ayuda para sus las familias de sus usuarios.

El gigante sueco nos trae reminiscencias de su país, atmósferas de hielo, gnomos, estrellas, luces, menaje de fiesta, envoltorios para regales y cómo no! Comidas típicas del país. Comencemos decorando el árbol de navidad. Adornos combinados en blanco y cristal con distintas formas: casas, estrellas y las típicas bolas navideñas, estos colores contrastan con nuestro arbol verde. Si queremos ser más originales nos podemso crear nuestro propio arbol de luz, dentro de un armario! Y utilizar pequeños adornos de color como en la imagen.

Otra opción para viviendas pequeñas o crear un abiente distinto, es la de buscar una pared vacía y crear nuestro propio arbol pegando las luces y adornos a la pared. Así crearemos un rincón que aportará a la estancia una luz indirecta muy cálido.

Pasemos a los pequeños guiños que podemos poner por toda la casa recordándonos que estamos en estas fechas tan especiales. En esta biblioteca de madera en color natural, típica del norte de Europa, vemos estos detalles de estrellas formando diferentes figuras, urnas de cristal con figuras de oso y zorro iluminados, pequeños paquetes de regalos, un toque de color nos lo da el candelabro rosa, bolas plateadas guardadas en cestos.

Recordad repetir algún color en la decoración de espacios, el color del candelabro rosa tiene su reflejo en uno de los libros de la balda de abajo, las flores amarillas en el libro colocado junto a ellas, los paquetes y cestos se reflejan en la silla y en otro de los libros. Recuerda esta premisa, la verás repetida en cualquier estancia decorada que se precie.

¡Preparemos nuestros regalos!, Ikea este año presenta siguiendo su estilo una gama de colores en los envoltorios con los mismos colores que caracterizan en sus últimos años a la marca: El color marrón que hace buena conjunción con el verde y el blanco. Estampados geométricos en los envoltorios, cajitas y papeles. Un detalle que remata nuestro regalo es la cuerda bicolor en la que puedes enganchar tarjetas, en este caso, son animales típicos de nieves, renos y zorros.

Que te ayuden los más pequeños en casa coloreando este papel de envoltorio con dibujos navideños.

Ya está todo listo. Ahora nos toca decorar la mesa. Repetimos los colores y damos luz con unos cubiertos dorados y pequeños detalles de la baya del muérdago en color rojo.

  

Si no tenemos mesa de madera en color natural, podemos poner de base algo similar, camino de mesa gris y el toque original nos lo da el ¡menaje! ¿No os recuerda el detalle de los platos a los jerseys de punto en 8? Me parece un gran acierto.

¡Vamos con el postre!. ¿Quién se puede resistir a esta casita con techo de chocolatinas al estilo de Hänsel y Gretel?

Espero que con estos consejos pases una feliz navidad y sorprendas a tus invitados.

margarita jimenez  Margarita Jiménez

Profesora de Instalaciones I y II en el grado de Diseño Interiores EADE Málaga

Nuestro alumno de 2º curso de Diseño Gráfico Alejandro Navarrete ha sido reconocido como primer finalista en el Certamen de Diseño de la Fundación Osborne, una competición en la que han participado más de 100 propuestas de estudiantes de diseño de toda España, y cuya ganadora ha sido Lara Lussheimer.

El Certamen ha tenido como motivo la conmemoración del 60 aniversario de la instalación de la primera valla de carretera con el Toro de Osborne.

Obra de Alejandro Navarrete, segundo en el Certamen de Diseño de la Fundación Osborne
Obra de Alejandro Navarrete, segundo en el Certamen de Diseño de la Fundación Osborne

Todas las obras finalistas se presentarán en Toro Gallery, el espacio museístico de la marca en El Puerto de Santa María, y en otras salas de exposiciones de todo el territorio nacional, para mostrar la reinterpretación que las propuestas hacen de la icónica silueta del Toro de Osborne.

El objetivo de la Fundación Osborne al convocar este certamen se centra en acercar a los jóvenes diseñadores al mercado laboral, además de darles visibilidad y estimular su creatividad al reconocer sus trabajos. El Jurado estuvo compuesto por Emilio Gil, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2015, y miembros de la Red Española de Asociaciones de Diseño (READ)

Dirección

  • Dirección:
    C/ Fernández Shaw 88, 29017 Málaga
  • Teléfono:
    952 20 71 22
  • E-Mail:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en nuestras Redes Sociales