Diseñar nunca fue tan sencillo: Conoce CANVA, el programa Online para principiantes

Sabemos que en el sector del Diseño Gráfico hay mucho intrusismo. Ser diseñador es algo que atrae mucho, y por eso mismo, existe una amplia predilección popular por aprender de manera autodidacta, o a través de los miles de tutoriales que se pueden encontrar en la red.

Y hay que ser sinceros y realistas: no por ser autodidacta, se han de hacer malos trabajos de diseño. De hecho, se pueden ver trabajos muy buenos, ya que está claro que el arte, se lleva en la sangre.

Eso no quita que por desgracia; sean la minoría de los casos.

Lo más habitual es que ocurra todo lo contrario, y que al final, todo el mundo tenga un amigo, hijo, sobrino o cuñado que le diga que "eso está chupado, te lo hago yo en un momento y te ahorras un buen dinero". Y por este motivo, es fácil acabar rodeado de isologos o logotipos que no responden a ninguna ley de proporción, cromática, estética o a veces, ni siquiera lógica.

Y quién habla de isologos o logotipos, habla de toda maquetación no profesional, lejos de la legibilidad o la visibilidad que siempre son necesarias, en carteles, flyers, tarjetas de visita... Porque como dice el refrán; de todo hay en la viña del Señor. Y por desgracia, en esta viña destinada al diseño gráfico, cada vez hay más intrusismo.

Muchos parecen no valorar que tras los estudios reglados de Diseño, hay muchas horas de revisión de tendencias artísticas pasadas y actuales, para aprender de sus errores y sus aciertos.

En esos estudios reglados, gran parte de la materia curricular va destinada a la composición, a la buena forma, al uso adecuado de las tipografías, al correcto uso del color, y por supuesto, a que todo ese conjunto llamado Arte Final, sea preciso en materia de legibilidad, visibilidad y forma. No toda persona autodidacta (por desgracia) tiene en cuenta todo ese tipo de detalles.

Si unimos todos estos detalles a la posibilidad de eliminar el galimatías de botones o pestañas de una interfaz de un programa de diseño habitual, tenemos como resultado Canva.

La última tendencia online, tiene precisamente como slogan "el programa de diseño más fácil del mundo". Podéis encontrarla en www.canva.com.

Canva

Allí podréis toparos con una interfaz muy vistosa con sólo seis ventanas desplegables, de iconos muy reconocibles y amigables, y (por qué no decirlo) con un amplio banco de imágenes gratuitas tanto para usar como fondo, o ya previamente "recortadas" en transparencia.

Para no llevarnos a engaño, podríamos decir que Canva funciona algo así como un gestor de contenidos, con una gran variedad de diseños predefinidos y una amplia lista de tipografías. Por lo que, en realidad, si que permite diseñar de una manera muy sencilla.

No en vano, se puede observar en su web, que esta herramienta ya se ha usado por más de tres millones usuarios (y creciendo).

Puede que diseñar nunca fuera tan sencillo, y aunque sea sólo por curiosidad, está bien que echemos un ojo a la aplicación. Siempre está bien conocer el mercado para detectar de dónde puede proceder el trabajo de algún autodidacta del diseño gráfico.

A mí, llámenme anticuado, pero si tengo que elegir en materia de diseño gráfico, prefiero seguir siendo usuario del paquete Adobe.

álvaro torres  Álvaro Torres

Profesor del grado de Diseño Gráfico en EADE Málaga

Dirección

  • Dirección:
    C/ Fernández Shaw 88 (Junto a León XIII) 29017 Málaga
  • Teléfono:
    952 20 71 22
  • E-Mail:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en nuestras Redes Sociales