Tendencias del diseño gráfico que han triunfado en el 2017

Ha pasado el tiempo inevitablemente, y casi sin darnos cuenta, ya hemos recorrido la mitad de los meses que completan este año 2017. Y también casi sin advertirlo, ya que el diseño nos rodea y acompaña en todas nuestras facetas de nuestra vida; hay una serie de tendencias propias de este año, que ya se van percibiendo y marcando como estándares en el diseño gráfico.

Ya desde el año pasado pudimos observar un giro en el diseño de ciertos logotipos. Sobre todo de aquellas empresas que tienen que ver mucho con el desarrollo de tecnologías, con la presencia multimedia, o en redes sociales… Y por ello pudimos notar que los logotipos, pese a conservar su esencia anterior se han ido simplificando sobremanera. Ha ido reinando el minimalismo frente a cualquier otra tendencia del diseño gráfico. Esto tiene mucho que ver con una palabra anglosajona muy de moda actualmente; el término “responsive”.

Cuando en el sector hablamos de un diseño responsive, nos referimos a que está adaptado de tal manera para que se vea, lea y entienda correctamente, en cualquier dispositivo digital al uso, tales como los ordenadores, las tablets, las smart tv o los teléfonos móviles.

Y la mejor manera de que un logotipo no pierda su esencia y pueda entenderse sin importar su tamaño (para dispositivos con pantallas más pequeñas), es hacerlo responsive descargándolo de elementos, haciéndolo más simple, mucho más icónico. Y en esa línea ha ido transcurriendo la tendencia del diseño gráfico en los últimos dos años.

Pero este año ya hemos podido ver al menos, dos características esenciales en los diseños de las empresas más importantes. Y ambas, tienen que ver con esta simplicidad visual, con una plasticidad gráfica mucho más accesible y entendible, siguiendo la línea marcada en el año anterior.

En primer lugar, se ha recuperado el uso de las formas geométricas como marcos visuales. Círculos, cuadrados e incluso triángulos, están invadiendo nuestros espacios de nuevo, lejos de los cargados ornamentos y filigranas de épocas no tan lejanas.

De esta manera se organizan visualmente los espacios, y mejora la comprensión, con el único hándicap de que quizá todo quede demasiado estático y a veces frío, aunque elegante por otro lado.
También se ha recuperado el uso de una sola tipografía para todo el diseño. Una tipo sencilla y elegante, sin serifa y en negrita, como nos estamos acostumbrando a ver en los últimos años.

Esta única tipografía puede acompañar a imágenes con movimiento y muy elegantes, estar enmarcadas en las formas geométricas mencionadas anteriormente o simplemente ocupar todo el espacio sobre un color plano, sencillo. Y esto nos sirve tanto para la construcción de logotipos como para la de los mensajes publicitarios.

Y al contrario de lo que se pueda pensar; trabajar con una única tipografía todo un diseño no es fácil. Más bien es todo lo contrario y limita mucho la creatividad. Por ello es más complicada su aplicación y valorado de manera muy positiva su uso.

Estas formas geométricas y estas tipos sobrias y fuertes -por su peso en negrita- han derivado a que aplicados a los logotipos, la tendencia nos marque diseños muy retro. Eficientes, de colores planos, elegantes y sobrios. Nos devuelven otra vez a los años 50, nos recuerdan las limitaciones de las tecnologías de impresión y el uso de planchas de color plano y, en resumen, nos demuestra que en toda evolución siempre se acaba rememorando cualquier momento pasado.

álvaro torres  Álvaro Torres

Profesor del grado de Diseño Gráfico en EADE Málaga

Dirección

  • Dirección:
    C/ Fernández Shaw 88 (Junto a León XIII) 29017 Málaga
  • Teléfono:
    952 20 71 22
  • E-Mail:
    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Síguenos en nuestras Redes Sociales